DCSIMG
For Employees Nav Spacer For Providers
click to access MyChart!
EDWARD Hospital and Health Services


Related Links

PrintEmail
Share
Search Health Information   

Distrofia muscular facioescapulohumeral

Definición

Es una debilidad muscular y pérdida de tejido muscular que empeora con el tiempo.

Ver también: Distrofia muscular

Nombres alternativos

Distrofia muscular de Landouzy-Dejerine

Causas

La distrofia muscular facioescapulohumeral afecta la parte superior del cuerpo. No es lo mismo que la distrofia muscular de Duchenne y la distrofia muscular de Becker, que afectan la parte inferior del cuerpo.

La distrofia muscular facioescapulohumeral es un trastorno genético, se da tanto en hombres como en mujeres y se puede manifestar en un niño si cualquiera de los padres es portador del gen de dicho trastorno. En 10 a 30% de los casos, los padres no portan los genes.

La distrofia muscular facioescapulohumeral afecta aproximadamente a 5 de cada 100,000 personas y lo hace por igual en hombres y mujeres.

Síntomas

La distrofia muscular facioescapulohumeral afecta principalmente la cara, el hombro y los músculos de la parte superior del brazo. Sin embargo, puede afectar también los músculos alrededor de la pelvis, las caderas y la parte inferior de la pierna.

Los síntomas pueden darse después del nacimiento, pero a menudo no aparecen hasta la edad de 10 a 26 años. Sin embargo, no es raro que se presenten mucho más tarde en la vida y, en algunos casos, nunca aparecen.

Los síntomas generalmente son leves y empeoran muy lentamente. La debilidad muscular facial es común y puede incluir:

  • Párpado caído
  • Incapacidad para silbar
  • Disminución de la expresión facial
  • Expresión facial deprimida o furiosa
  • Dificultad para pronunciar palabras

La debilidad de los músculos del hombro produce deformidades tales como omóplatos pronunciados (omoplato en forma de ala) y caída de los hombros. La persona tiene dificultad para levantar los brazos, debido a la debilidad de los músculos del hombro y del brazo.

Es posible que también se presente debilidad de la parte inferior de las piernas a medida que el trastorno empeora. Dicha debilidad puede ser tan grave que interfiere con la actividad de caminar. Un pequeño porcentaje de las personas resultan postrados a una silla de ruedas.

Se pueden presentar hipoacusia y ritmos cardíacos anormales, pero son poco comunes.

Pruebas y exámenes

Un examen físico mostrará debilidad de los músculos faciales y del hombro. Se puede notar hipertensión arterial, pero generalmente es leve. Un examen ocular puede mostrar cambios en los vasos sanguíneos en la parte posterior del ojo.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

No existe cura conocida para la distrofia muscular facioescapulohumeral y los tratamientos se administran para controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Se estimula la actividad, ya que la inactividad, como permanecer en cama, puede empeorar la enfermedad muscular.

También la fisioterapia puede ayudar a mantener la fuerza muscular. Otros posibles tratamientos abarcan:

  • Albuterol oral para aumentar la masa muscular (pero no la fuerza)
  • Logopedia
  • Cirugía para corregir una escápula alada (omóplato pronunciado) 
  • Ayudas para caminar y dispositivos de soporte del pie

Expectativas (pronóstico)

La discapacidad con frecuencia es menor y el período de vida generalmente no resulta afectado.

Posibles complicaciones

  • Disminución de la movilidad
  • Disminución de la capacidad para cuidar de sí mismo
  • Deformidades de la cara y los hombros
  • Hipoacusia
  • Pérdida de la visión (poco común)

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si se presentan síntomas de esta afección.

Se recomienda la asesoría genética para las parejas con antecedentes familiares de esta afección que deseen tener hijos.

Referencias

Sarnat HB. Facioscapulohumeral muscular dystrophy. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 601.5.


Actualizado: 2/1/2012
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine; and Luc Jasmin, MD, PhD, Department of Neurosurgery at Cedars-Sinai Medical Center, Los Angeles, and Department of Anatomy at UCSF, San Francisco, CA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 



 

(630) 527-3000

Follow Us

Facebook twitter Google Plus YouTube Pinterest Instagram LinkedIn




 

Donate Today


Receive our HealthAware eNewsletter, designed to start a conversation about you and your family's health.


Sign Up

Edward Hospital & Health Services
801 S. Washington, Naperville, IL 60540 • (630) 527-3000

Naperville • Plainfield • Bolingbrook • Oswego • Woodridge
Site Map Nav Spacer Privacy Practices Nav Spacer Terms of Use
© 2014 Edward Hospital & Health Services